Los cursillos en el mundo

Hoy los Cursillos, como dijera el Papa Paulo VIº en la Primera Ultreya Mundial de Roma: “recorren el mundo con carta de ciudadanía”, y se encuentran repartidos en los cinco continentes, desde Vietnam hasta Australia, desde Filipinas a Camerún, desde Angola hasta Holanda.

Junto con referirnos a los orígenes del Movimiento en los distintos países, sobre los cuales tenemos algunas pistas de algunos de ellos, las que esperamos con el tiempo ir actualizando y complementando en este acercamiento que intentamos hacer a la historia de los Cursillos, nos iremos refiriendo a aquellos acontecimientos que a lo largo del mundo por la importancia o trascendencia que han tenido, forman parte también de esta historia.

Asimismo, en la medida en que esta página web vaya siendo conocida, esperamos ir recibiendo aportes fundados que nos permitan cumplir este proyecto.

En 1960 comenzarán en PORTUGAL, diócesis de Fátima (Cfr. Boletín Grupo Europeo de Trabajo, Nº 5, Pag.3); en AUSTRIA, diócesis de Viena (Cfr. Boletín Grupo Europeo de Trabajo, Nº 4, Pag.13); en ALEMANIA (Cfr. Boletín Grupo Europeo de Trabajo, Nº1, Pag.4; Nº7, Pag.1; Revista Trípode, Venezuela Nº2,Pag.27); en ITALIA (Cfr. Revista Trípode, Venezuela Nº1,Pag.27); y en GUINEA ECUATORIAL.

En 1961 se iniciarán en PUERTO RICO (Cfr. Revista Trípode, Venezuela Nº51,Pag.42); y en FRANCIA, en la diócesis de Perpignan, donde un Equipo de Gerona, España dará al Primer Cursillo entre el 25 y el 28 de agosto (Cfr. Revista Trípode, Venezuela Nº1,Pag.27; Nº17,Pag.25). Este mismo año se iniciarán en una segunda etapa en la que lograrán su consolidación en ARGENTINA (Cfr. Revista Trípode, Venezuela Nº8,Pag.28 y Nº51) y en COLOMBIA (Cfr. Revista Trípode, Venezuela Nº13 y Nº51) y en ECUADOR.

En 1962 los inicios serán en EL SALVADOR, con Equipo de México (Cfr. Revista Trípode, Venezuela Nº5,Pag.27; en MARRUECOS, en la diócesis de Tanger (Cfr. Revista Trípode, Venezuela Nº5,Pag.27); en PANAMA, en el mes de junio con Equipo de Colombia; en REPUBLICA DOMINICANA con Equipo de Puerto Rico; en BRASIL; y en GUATEMALA.

En 1963 además de CHILE, partirán en FILIPINAS, en la diócesis de Cebú, entre el 10 y el 13 de Enero, con un Equipo de Stockton, California, Estados Unidos (Cfr. Revista Trípode, Venezuela Nº1,Pag.27; Nº43,Pag.24); en CANADA, en la diócesis de Toronto con Equipo de Chicago, Estados Unidos (Cfr. Revista Trípode, Venezuela Nº4,Pag.25); en JAPON, en la diócesis de Tokio, entre el 20 y el 24 de mayo, con Equipo de Estados Unidos (Cfr. Revista Trípode, Venezuela Nº1, Pag.28; y Nº10, Pag.25); en AUSTRALIA, en la diócesis de Nueva Gales del Sur, con Equipo español (Cfr. Revista Trípode, Venezuela Nº5, Pag.27 y Nº21, Pag.25); en SUIZA, diócesis de Lucerna, con Equipo español de Barcelona (Cfr. Revista Trípode, Venezuela Nº3, Pag.27 y Nº4, Pag.25); en ANGOLA (Cfr. Revista Trípode, Venezuela Nº9, Pag.24); en MOZAMBIQUE (Cfr. Revista Trípode, Venezuela Nº9, Pag.24); en NICARAGUA, con Equipo de Méjico.

Pero este año reviste además especial importancia en la vida del Movimiento de Cursillos. El 14 de diciembre de 1963, en el XIX Centenario de la llegada de San Pablo a España, el Papa Paulo VIº nombrará, constituirá y declarará a San Pablo, “celestial Patrono ante Dios de los Cursillos de Cristiandad”.

El documento, podemos leerlo en el capítulo 9.- EL SANTO PADRE Y LOS CURSILLOS, de este trabajo.

En 1964 nacerán los Cursillos en BELGICA, en la diócesis de Vaalbeek, entre el 16 y el 19 de Abril con Equipo de los Estados Unidos (Cfr. Revista Trípode, Venezuela Nº6, Pag.27); en HONDURAS, en octubre, en la diócesis de Tegucigalpa, con Equipo de El Salvador (Cfr. Revista Trípode, Venezuela Nº25, Pag.23); en COSTA RICA, con Equipo de Méjico; en IRLANDA; en CEYLAN, hoy SRI-LANKA (Cfr. Revista Trípode, Venezuela Nº10, Pag.25); en CURAZAO, diócesis de Salvador (Cfr. Revista Trípode, Venezuela Nº10, Pag.25;

En 1965 comenzarán en ITALIA, diócesis de Bologna (Cfr. Boletín Grupo Europeo de Trabajo, Nº 1, Pag.6); en ALASKA (Cfr. Revista Trípode, Venezuela Nº17, Pag.26).; en TANZANIA (Cfr. Revista Trípode, Venezuela Nº20, Pag.26).

En 1966 se iniciarán en PARAGUAY, con Equipo de Venezuela.

En 1967 comenzarán en NIGERIA, diócesis de Owerri con Equipo de Irlanda (Cfr. Revista Trípode, Venezuela Nº40, Pag.23).; en VIETNAM DEL SUR (Cfr. Revista Trípode, Venezuela Nº38, Pag.23 y Nº41, Pag.22).; en TASMANIA; en RHODESIA, hoy ZIMBABWE; en COREA DEL SUR; en JORDANIA y en JAMAICA.

En 1968 se dará comienzo en TAIWAN; en TAILANDIA; en GUAM; en MACAO y en UCRANIA.

En 1969 le corresponderá a HONGKONG.

En 1970 nacerán en INGLATERRA, en la diócesis de Liverpool, con un Equipo integrado por dirigentes de Irlanda y Portugal, en Londres comenzarán en febrero de 1972 (Cfr. Boletín Grupo Europeo de Trabajo, Nº 3, Pag.14), y en GUYANA.

En 1971 se inician en SINGAPUR.

En 1972 comenzarán en URUGUAY, en la diócesis de Maldonado, con Equipo argentino; en YUGOSLAVIA, diócesis de Zagreb; y en CROACIA (Cfr. Boletín Grupo Europeo de Trabajo, Nº 4, Pag.8).

En 1974 se dará inicio en SAN VICENTE.

En 1976 se inician en GRENADA.

En 1977 en GIBRALTAR, con Equipo de Tanger (Cfr. Boletín Grupo Europeo de Trabajo, Nº 24, Pag.9); y en 1984 en HOLANDA (Cfr. Boletín Grupo Europeo de Trabajo, Nº 24, Pag.10).

En 1989 le corresponderá a HUNGRIA. (Cfr. Revista Kerygma, España Nº 55 y 56).

En 1991, serán RUMANIA y CHECOSLOVAQUIA, país este último en que comenzarán en la diócesis de Olomouc, con un equipo alemán. (Cfr. Revista Kerygma, España Nº 49 y 54).

En 1992 comenzarán en POLONIA.

Y finalmente en 1998, entre el 12 y 15 de Noviembre, luego de muchísimas oraciones, como una evidente consecuencia de la apertura que significara la visita de Su Santidad Juan Pablo II, y como un regalo anticipado a los 50 años del Primer Cursillo de Mallorca, se dará en La Habana, CUBA, el Primer Cursillo de la isla.

Por otra parte esta propagación ha llevado al Movimiento a la necesidad de crear estructuras que le permitan, respetando las características propias de cada realidad nacional, mantener una unidad de su Esencia, Finalidad, Mentalidad y Metodología, mediante una coordinación y servicio a los distintos Secretariados. Es así como hoy en día existen una Oficina Latinoamericana, una Oficina Europea, una Oficina Asia-Pacífico, una Oficina de Habla Inglesa y una Oficina Mundial del Movimiento de Cursillos de Cristiandad, a las cuales se han ido integrando los distintos Secretariados Nacionales. Asimismo, y con el objeto de ir coordinando la acción y la estrategia del Movimiento, se realizan periódicamente Encuentros Internacionales, Interamericanos, Europeos y Mundiales. A todos estos nos referimos en el capítulo de Estructuras del M.C.C.

Otra valiosa experiencia que ha surgido casi espontáneamente, como una forma de intercambiar la vivencia profunda de las transformaciones que el Cursillo provoca en quienes lo viven y perseveran en él, han sido las Ultreyas Mundiales, de las cuales se han celebrado tres. La primera, en Roma, en 1966, la segunda en Mexico, en 1970 y la tercera nuevamente en Roma el año 2000, con motivo del Jubileo.

– La 1ª ULTREYA MUNDIAL se llevará a cabo en Roma el 28 de Mayo de 1966, y constituye sin lugar a dudas, hasta nuestros días, en verdadero un jalón histórico.

Para quienes han seguido de cerca la historia y el proceso del Movimiento de Cursillos, particularmente para aquellos que peregrinan en él, y muy especialmente para aquellos que tuvieron la dicha de vivirla, ella fue un verdadero sueño hecho realidad, una demostración palpable de que la fe puede mover montañas.

La organización de la Ultreya corrió a cargo del Secretariado Nacional de España. Se trazaron las líneas generales; se cursaron invitaciones a todos los Secretariados del mundo; se elaboró el proyecto definitivo; y se levantó un verdadero clamor de “palancas”. Con la eficaz colaboración de algunos sacerdotes del Colegio Español en Roma, se montó en esta capital una Oficina de lnformaciones, se editaron programas en todas las lenguas; en los que se señalizaban hasta las distintas líneas de autobuses de que podían servirse los Cursillistas para participar en los actos colectivos. Todo Cursillista podía recoger en la Oficina de Información su programa y su mapa de la ciudad.

La Oficina de Información se convirtió en un verdadero un hervidero cosmopolita. Allí iban desembocando, desde todas las latitudes, gentes de todas las razas y colores. A veces los gestos tenían que suplir las palabras, dada la multiplicidad de lenguas. Cada uno llevaba, a flor de labios, no ya el dato de su tierra, sino la espontaneidad de su compartir cristiano. Más que aire burocrático, la Oficina de Información tenía ritmo de Reunión de Grupo.

Los Cursillistas que llegaron a Roma a vivir el acontecimiento sobrepasarían el número de los seis mil, representando a 27 países: Alemania, Argentina, Austria, Bélgica, Bolivia, Brasil, Ceylán, Colombia, Ecuador, El Salvador, España, Estados Unidos, Filipinas, Francia, Guatemala, Honduras, Irlanda, Italia, Japón, Marruecos, México, Nicaragua, Panamá, Perú, Portugal (incluídas Mozambique y Angola), República Dominicana y Suiza, aportando las representaciones numéricas más altas España, con 3.200 cursillistas, México con 620 y Portugal con 600.

Roma tomó color de Ultreya. Se palpaba no sólo en los multitudinarios actos oficiales, sino en los pequeños grupos de Cursillistas que, aquí y allá, tal vez en la barra de un bar, estaban celebrando una Reunión de Grupo ininterrumpida, en una atmósfera espiritual de tanta hondura, que no podía menos de sorprender e impresionar a las gentes ajenas a los Cursillos.

Una de las finalidades de la Ultreya Mundial era la de clarificar algunos puntos claves del método, con objeto de llegar a una mejor inteligencia de los objetivos del Movimiento de Cursillos y a una mayor fidelidad al mismo. El Palazzo dei Congressi fué el marco adecuado para sesiones de estudio al respecto, celebradas en la tarde del 27 de Mayo. Más de mil auriculares hacían posible que los Dirigentes pudieran seguir simultáneamente en alemán, castellano, inglés, italiano y portugués las ponencias y los amplios diálogos.

Finalizada las sesiónes de estudio del día 27, los Cursillistas se concentraron en la Basílica de San Pablo Extramuros, Apóstol de las Gentes y Patrono del Movimiento de Cursillos de Cristiandad, para rezar la Hora ApostóIica, Cada parte de esta Hora Apostólica fué recitada por Cursillistas de distintas lenguas: todos pudieron hablar con el Señor en su idioma nativo. Las «Palabras de Jesucristo» fueron dichas sucesivamente en alemán, portugués, inglés y español por los sacerdotes ]osé García Cascales, introductor de los Cursillos en Austria y Sur de Alemania; Aleixo Cordeiro, Director Espiritual del Secretariado Nacional de Portugal; Teophane Wickramaratne, Director Espiritual de Ceylán, y Juan Capó, Director Espiritual del Secretariado de Córdoba, España.

El día 28 de Mayo la Ultreya comenzaría con la Audiencia del Papa. La Puerta de Bronce del Palacio Apostólico sería asediada desde muchas horas antes, en espera de que se autorizara la entrada. En pocos minutos quedarían rápidamente repletas la Sala de las Bendiciones, y la Sala Ducal, y la Sala Regia.